El Viaje de la Ayahuasca

EL PODER DE LOS CUARZOS

AXIS MUNDI. LUIS MIDEROS




Luis Mideros Almeida (1898-1970)
Nace en San Antonio de Ibarra, el año 1898. Sus padres fueron Federico Mideros, comerciante y agricultor y la dama ibarreña Carmen Almeida.  Luis Mideros forma parte de una generación de artistas, pues sus hermanos Víctor, maestro de la pintura nacional, Fray Enrique, destacado pintor y Jorge, arquitecto y pintor, han dado lustre al arte nacional. Su infancia es tranquila y feliz en San Antonio de Ibarra, donde en su escuela, ya dio muestras de los grandes dones que tenía para el dibujo y el tallado de la madera.

Sus estudios de arte
Llevado por sus inquietudes artísticas viaja a Quito e ingresa a estudiar en la Escuela de Bellas Artes. En esta escuela se decide por la escultura, su gran pasión mientras estudiaba los dos últimos años entró a trabajar como ayudante del escultor europeo Casadia, de quien aprende sobre todo la técnica para crear esculturas de bronce.

Sus triunfos en Nueva York
Su deseo de aprender más sobre su arte lo llevan a Estados Unidos, a la ciudad de Nueva York.
Nueva York era la meca de la escultura norteamericana y allí triunfó compitiendo contra los mejores escultores de los Estados Unidos, logrando gran éxito en un medio donde pocos artistas extranjeros triunfan.

En Estados Unidos se reconoce la calidad de un escultor, y las obras de Luis Mideros destacan nítidamente en Nueva York. La Fundación Rockefeller reconoce la calidad de sus obras y lo nombra Director del American Indian Museum, museo del Instituto Rockefeller, un busto del Presidente de los Estados Unidos Abraham Lincoln se conserva en el museo del Instituto Rockefeller.

Sus trabajos los realiza en el Colegio Seráfico de San José, en Calicoon. Su mayor obra es la estatua de San Francisco de Asís, obra que conmueve a quienes la admiran y que es conservada en el museo del Instituto Rockefeller, aparte de su talento, Luis Mideros era un artista con una gran capacidad de trabajo y elabora numerosas obras de gran calidad artística, en bronce y en mármol.

Retorno al Ecuador
En 1926 retorna al Ecuador, a la ciudad de Quito, donde se instala definitivamente.
El motivo de su retorno es el acoso que empezó a sufrir de la organización racista Klu Klux klan, que le exigían nacionalizarse como ciudadano norteamericano, a lo cual se negó pues deseaba en algún momento retornar al Ecuador.
Este acoso empezó a ser cada vez más agresivo, por lo cual retornó al Ecuador.

El Premio "Mariano Aguilera"
En 1928 gana el primer premio en el clásico concurso de arte "Mariano Aguilera". En ese entonces se decía que este premio estaba monopolizado por los hermanos Mideros, pues Víctor Mideros lo ganó siete veces, Luis y Jorge Mideros lo ganaron una vez cada uno.

Sus obras en Quito
Instala su taller en una propiedad agrícola que compra en las afueras de Quito, llamada "La Magdalena", en un gran galpón tenía un gran horno de fundición del bronce y todos los elementos necesarios para su trabajo. Día a día acudía a este taller a los ocho de la mañana y trabajaba concentrado en sus obras, hasta las cuatro de la tarde.
Su calidad de dibujo de la figura humana era impresionante y se puede admirar en sus obras con figuras de la mitología griega como los centauros.
Entre sus principales obras están las esculturas "El fuego de Montalvo", "Simón Bolívar", "Sebastián de Benalcázar" y "Eugenio Espejo".
Se destaca el monumental relieve que adorna dos fachadas del Palacio Legislativo del Congreso de esa época, con figuras que evocan la historia del Ecuador desde el asesinato de Atahualpa hasta el siglo XX.
Estos dos relieves cubren los dos frentes del Palacio Legislativo, y fueron encargados al gran escultor durante la reconstrucción del Palacio Legislativo que realizó el Presidente Camilo Ponce, en 1958, es autor también de los frisos que adornan el arco de la Circaciana que actualmente se encuentra en el parque Ejido.
Una de sus obras "La pasión de la Marianita" puede admirarse en el Altar Mayor de la Iglesia de Puerto Bolívar, ya que el arquitecto Jorge Mideros Almeida, hermano del artista y propietario de la obra, la donó a la Iglesia por su gran amistad con el sacerdote español Juan Epelde, párroco de Puerto Bolívar durante muchos años.
En la "Monografía de San Antonio de Ibarra" se describe a Luis Mideros Almeida: 
"Su baja estatura, rostro redondo, mirada penetrante y transparente, expresión agradable, porte tranquilo y sencillez en su presentación contrastan con la grandeza de su espíritu y el inmenso poder dentro de sus manos creadoras."
Otras creaciones suyas se encuentran en museos, galerías y casas particulares de Cali, Bogotá, Valparaíso, México y Nueva York. 

Fuente:  http://arte-sublime-hermanos-mideros.blogspot.com


Las dos obras que constan en esta reseña son dibujos originales sobre papel a tinta referentes a temas históricos del Ecuador, pertenecen a una colección privada que los esta ofertando a la venta por intermedio de nuestra galeria AXIS MUNDI, su avalúo comercial es de $800,00 OCHOCIENTOS DÓLARES cada una, pero las dos en conjunto se están ofertando en $1.200,00 MIL DOSCIENTOS DÓLARES.

MAYORES INFORMES:
Correo: yumac.procultur@gmail.com y al Celular: 0999675222.
QUITO ECUADOR

GALERIA AXIS MUNDI. GUILLERMO NÚÑEZ


Galeria Axis Mundi se complace en presentarles la serie de serigrafías intitulada Alquimia del artista chileno Guillermo Núñez, adjuntamos además una reseña biográfica.


















La carpeta completa de la obra está avaluada en $600,00 dólares, informes al correo: sinchikausay@gmail.com. Celular: 0999675222

RESEÑA BIOGRÁFICA:

Luis Guillermo Núñez Henríquez nació el 27 de enero de 1930 en Santiago, Chile.
En 1949 ingresó a la Escuela de Teatro en la Universidad de Chile y luego a la Escuela de Bellas Artes de la misma casa de estudios, donde fue alumno de Gregorio de la Fuente y de Pablo Burchard. Durante ese tiempo también participó en el Grupo de Estudiantes Plásticos de la Universidad de Chile, que cuestionó el sistema académico tradicional vigente con el fin de mejorar la educación artística.

En 1953 viajó a París para profundizar su formación. Estudió en la Academia Grand Chaumiére y en la Biblioteca del Arsenal y de la Opera. En esta ciudad conoció a Roberto Matta, quien influiría en los inicios de su trabajo. Más tarde, se trasladó a Checoslovaquia donde estudió grabado en la UMPRUM, Alta Escuela de Artes Aplicadas de Praga, en 1959. Ese mismo año, fue becado por el Ministerio de Cultura de ese país.

En la década de los cincuenta Núñez viajó por Europa, donde conoció a grandes artistas, poetas y directores de cine. Luego de una estadía en Nueva York entre 1964 y 1965, regresó a Chile, donde desarrolló una muestra de dibujos creados en Estados Unidos, los cuales han sido considerados como el inicio de su incursión en la estética Pop. También dibujó portadas para la revista Ercilla y durante la campaña electoral de 1970 se comprometió activamente con la campaña presidencial de Salvador Allende (1908-1973). En este contexto, también organizó diversas exposiciones como por ejemplo El pueblo tiene arte con Allende, que se realizó simultáneamente en diferentes lugares de Chile.

En 1971, fue nombrado Director del Museo de Arte Contemporáneo de Santiago, cargo que desempeñó por un año. Durante su gestión buscó principalmente acercar al público al museo, por medio de exhibiciones y actividades artísticas.

En el año 1974 fue detenido en su casa por los servicios de inteligencia de la dictadura militar, siendo arrestado y torturado. En 1975, tras ser liberado, realizó la exposición Exculpturas-printuras, la cual fue clausurada a pocas horas de su inauguración. El artista fue detenido nuevamente y expulsado del país. Debió partir al exilio a Francia, donde residió durante 12 años y desarrolló varias exhibiciones e intervenciones que se extendieron a diferentes países europeos. En la década de 1980 se autorizó su regreso a Chile y en 1987 volvió de forma permanente.

Artista multifacético, a lo largo de su carrera se ha dedicado a distintos ámbitos de creación, buscando puntos de encuentro y de integración de las disciplinas. Ha desarrollado la pintura, el grabado, la serigrafía, fotoserigrafía, la gráfica, las instalaciones y el arte objetual, con temáticas que remiten a acontecimientos históricos, guerras, disputas y experiencias personales, que muestran y denuncian la violencia y destrucción humana.

También ha trabajado diseñando vestuario y escenografías para teatro, ópera y ballet, en Chile y en el extranjero. Destaca su participación en la realización de películas, afiches y murales con mensajes políticos, así como su participación en el Teatro Experimental de la Universidad de Chile y la docencia de Teatro en dicha universidad.

Su obra ha circulado por museos y galerías de todo el mundo, como Cuba, Estados Unidos, Francia, Alemania y Suiza, entre otros países. Su extensa trayectoria fue reconocida en el año 2007, cuando fue galardonado por el Gobierno de Chile con el Premio Nacional de Artes Plásticas.

GALERIA AXIS MUNDI. OSWALDO VITERI



EL QUIJOTE  






VALOR: 350,00 TRESCIENTOS CINCUENTA DÓLARES. (ENMARCADO)

Con certificado de autenticidad y declaración de tiraje. Autor de la obra: Oswaldo Viteri Serigrafía: Carlos Neyra pictórica manual. título de la obra, quijote 2 edición 46/120 dimensión 25x21 cm año 2005.

La Corporación para la Promoción Cultural y Turística se complace en presentarles su Galería Virtual de Artes Plásticas, Artesanías y Antigüedades, ”AXIS MUNDI” donde usted puede admirar y adquirir obras nacionales e internacionales catalogadas y autentificadas. 

Contacto para ventas: 
Correo: sinchikausay@gmail.com. Celular:0999675222 

RESEÑA BIOGRÁFICA:

Pintor ecuatoriano, nacido en Ambato en 1931. Demostrando desde sus primeros años una especial inclinación hacia la pintura, especialmente el dibujo, realiza sus estudios de Arquitectura en la Universidad Central de Quito. En esta misma ciudad, entre los años 1954-1960, estudia y trabaja en los talleres de dos maestros extranjeros que dejarán en él profunda huella: el holandés Jan Schreuder, y el norteamericano Lloyd Wulf. En 1959 colabora con Oswaldo Guayasamín en la realización de murales de mosaico de cristal.

Por estos años el artista se inicia en el budismo Zen. Junto con Paulo de Carvalho, agregado cultural de la Embajada de Brasil en Quito, forma un grupo de investigación que se dedica a recorrer todo el país, rescatando valores desconocidos y sorprendentes en el campo del arte popular. En 1957 realiza su primera exposición individual, a la que han seguido otras muchas participaciones en exposiciones y talleres importantes, como son, por ejemplo: Primer Encuentro-Taller Creativo de Artistas de América Latina, España y Portugal, en Jerusalén (1985); Exposición de Arte Latinoamericano "Presencia de siglos", en Buenos Aires (1986); en 1989, participa en las exposiciones de "Arte Latinoamericano" de Londres, Estocolmo y Madrid. En 1976 el Museo del Banco Central presenta una exposición retrospectiva de toda su obra. Entre los galardones que ha ganado se cuentan: el Premio Mariano Aguilera de Quito (1960 y 1964) y el Primer Premio en el Salón Nacional Banco Central de Quito (1977). 

En su intensa obra creadora se distinguen diversas etapas: el figurativismo expresionista de la primera etapa, que desemboca en el simbolismo de sus "assemblages", en los que utiliza elementos como casullas, cáñamos, fotografías, y sus famosas muñecas de trapo, que en un principio ensombrecía, como al resto de su obra, con el color negro, dramático y atormentado, y que fue evolucionando poco a poco hasta llegar al luminoso optimismo de los vivos colores. Tras su estancia en España (1968-69), inicia su etapa neofigurativa, adquiriendo gran maestría en el dominio del dibujo, a través del cual logra transmitir una intensa fuerza emocional que nos recuerda el tremendismo goyesco. Oswaldo Viteri ha desempeñado también labores docentes como profesor y como director del Instituto Ecuatoriano de Folclore. Algunas de sus obras son: mural de metales para el Ministerio de Obras Públicas de Quito; mural en mosaico de piedra para el edificio del Banco Central en Ambato y un proyecto de escultura solar.

FUENTE: http://www.mcnbiografias.com

IN MEMORIAM DE JORGE REASCOS


Lo conocí hace ya casi 25 años, en ese ir y venir de los artistas populares y artesanos ecuatorianos de feria en feria, de ciudad en ciudad, en ese duro peregrinar  de quienes en base a su imaginación y tesón le dan identidad y vida a nuestra cultura.

Jorge Reascos, prolífico artista de un mágico mundo donde con sus hábiles manos transformaban las pequeñas semillas de numerosos frutos en canastitas, animalitos, en formas y figuras en miniatura, apasionado de la vida en sus obras se reflejaba la ternura.

Nunca lo vi triste, con una fácil sonrisa y sus tiernas palabras nos alegraba el día, trabajo duro durante gran parte de su vida como chofer, profesión que le permitió dar sustento a su familia, fue un ejemplo de lucha y dedicación para sus hijos y cuando se jubiló se dedico a ese don que los Dioses Andinos le habían brindado, a fabricar universos en miniatura que cautivaban a grandes y pequeños.

En esas largas charlas que tuvimos entre viaje y viaje o acomodando nuestros productos de feriantes me contaba que había nacido en el Carchi, aunque de niño llego a Quito donde se educo y formo su familia con una buena mujer a la que idolatraba, se asentó en el tradicional barrio de la Ferroviaria donde fue un referente de buena vecindad.

Amigo solidario que siempre estuvo presto a brindar su ayuda y dar su mano a quien requería su apoyo o sabios concejos, aun resuenan en mi memoria los ecos de su alegre risa, de sus bromas y anécdotas con ese humor típico de quienes tienen una alma generosa y noble, fuerte como un roble hizo frente a los sinsabores y amarguras, a las duras pruebas que a veces nos presenta la vida, hace algún tiempo su memoria voló hacia sus mágicos mundos de ensueño y sin querer empezó a olvidarnos y a olvidarse de quien era.

Hoy me llego la noticia que decidió partir al infinito, seguramente a Dios le faltaba un ayudante para seguir edificando el mundo, para construir pequeñas ilusiones de aquellas que le dan sentido a nuestra vida, seguramente allá en la eternidad y paz justamente ganadas Jorge Reascos estará alegrando al Cielo.

Juan Acosta Salazar.